Tres jóvenes renuevan su profesión religiosa para seguir al servicio de los jóvenes

31 julio 2020

Javier Valiente

En el proceso formativo de los salesianos, hay momentos especiales. Uno de ellos es la renovación de la profesión religiosa. Hasta hacer la profesión perpetua, el compromiso para siempre de ser salesiano, hay unos años en los que esa profesión religiosa se va renovando, dentro de un camino formativo, vocacional, de discernimiento.

Así lo hicieron, el pasado fin de semana tres jóvenes salesianos. Luis Álvarez, en la parroquia San Juan Bosco (Salesianos Paseo) y Alberto Arteaga, en la parroquia María Auxiliadora (Salesianos Atocha), ambas de Madrid; y Luis Pernas, en la iglesia de María Auxiliadora de Salesianos de Villamuriel de Cerrato (Palencia).

En la ceremonia, que se realiza en el marco de la Eucaristía, los tres jóvenes salesianos volvieron a recitar la fórmula de la profesión religiosa, a comprometerse, viviendo en comunidad, a vivir los votos evangélicos de pobreza, castidad y obediencia, siguiendo el estilo de Don Bosco.

En las tres eucaristías participaron, también, algunos familiares de estos salesianos, animadores y jóvenes de los centros juveniles donde están desarrollando su tarea pastoral, y otros salesianos.

Para cada salesiano, la renovación de la profesión religiosa es un momento importante, pues va reafirmando su camino vocacional. Y para toda la comunidad salesiana, un acontecimiento de alegría que se vive en clave vocacional.

También te puede interesar…

Salesianos Avilés inicia en el próximo curso un proyecto de digitalización para la ESO

Salesianos Avilés inicia en el próximo curso un proyecto de digitalización para la ESO

“A Secundaria sin libros en el Santo Ángel”, así se hacía eco el diario “La Voz de Avilés” del proyecto del Colegio Salesiano Santo Ángel en Avilés (Asturias): El colegio inicia este curso un proyecto educativo a través de ordenadores táctiles y licencias digitales para las asignaturas.

El proceso de digitalización de los diferentes centros salesianos comenzó la desarrollarse hace ya algunos años, aunque el confinamiento por el coronavirus haya puesto de manifiesto la necesidad de aprovechar todas las oportunidades tecnológicas en la enseñanza.

Share This