iPascua: “En la tranquilidad de nuestras casas, unidos en Jesús”

7 abril 2020

Para los coordinadores de pastoral y el equipo de la iPascua ha supuesto un esfuerzo, sobre todo a la hora del cambio de mentalidad. “No se trata de ofrecer y hacer muchas cosas, sino de facilitar herramientas para vivir la experiencia más profunda de la fe: con tiempos personales de silencio y oración, ratos para la reflexión y el compartir en grupo, y ofertas variadas para celebrar la fe en familia”, explica Xabier Camino, Coordinador inspectorial de Animación Vocacional y Misionera en Salesianos SSM.

Todos los implicados en la preparación de la #iPascua coinciden en que la organización ha sido buena porque había un gran interés en poder ofrecer la experiencia, en no dejar pasar el Triduo Pascual sin celebrarlo, ni acompañarlo, aunque con una modalidad muy distinta de como se hace habitualmente. La respuesta ha sido sorprendente. Más de 1.300 inscripciones en total, algo que “es señal inequívoca de que los jóvenes, las familias y los miembros de la Familia Salesiana queremos celebrar la Pascua, aunque este año nos toque hacerlo desde nuestras casas”, concluyen.

 
#iPascua

Se ha creado un espacio web como lugar de encuentro y para compartir materiales que servirán como motivación del día, o que favorecerán momentos de formación y tiempos de oración, a través de recursos y dinámicas de grupos, vídeos, etc… El material estará a disposición de los participantes y quedará abierto para todas las personas que, aún sin haberse apuntado, quieran tener tiempos de oración y celebración en sus casas.

 

José Luis Villota, Delegado de Pastoral Juvenil:
 

 

Y la invitación, tanto del Delegado de Pastoral, como de los coordinadores de cada casa y de los responsables de la Familia Salesiana, ha dado su fruto: al cierre de las inscripciones se contaba exactamente con 1.380 participantes: 603 jóvenes y 272 familias que agrupan más de 770 personas (de todas las edades). 64 salesianos y salesianas, y 150 animadores acompañarán las dinámicas y tiempos de encuentro que se canalizan a través de 150 grupos online divididos en 4 niveles: de 16 a 19 años, de 20-25 años, de 26-30 y a partir de 30.

 

Los niños participarán de la Pascua con las propuestas compartidas y animados por sus progenitores.

 

Compartir esperanza y fe

Cada día un vídeo servirá de motivación de la jornada, para luego seguir con la propuesta de reflexión y celebración. La oferta diferencia los materiales para jóvenes por un lado, y para familias por otro. Se contará con la posibilidad de seguir las celebraciones a través de Internet en diferentes casas salesianas, aunque también se ofrecerán esquemas de celebración específicos para compartir en familia un espacio de celebración. Además se ha habilitado un panel de reflexión, a través de un muro virtual para cada día del Triduo.

 

“Estamos viviendo un buen momento para estimular nuestra esperanza y para sentirnos vivos al lado del Señor Jesús, la fuente de la vida. Y eso es lo que vamos a hacer estos días, sentirnos vivos y acompañar a Jesús en este paso. Porque Pascua significa pasar de la muerte, del sufrimiento, a una vida nueva. En medio de la tranquilidad de nuestras casas, queremos sentirnos comunidad, rezando juntos, unidos en Jesús”, propone el Delegado de Pastoral.
 

También te puede interesar…

Concluye un curso que marcará la vida de los salesianos

Concluye un curso que marcará la vida de los salesianos

Centrada, la dinámica de la misión de los salesianos fundamentalmente en la educación, parece que la cadencia del curso escolar, de septiembre a julio, va marcando el ritmo de la vida de la Congregación. De hecho, todas las programaciones y las campañas de pastoral de las casas salesianas y los diferentes ambientes, se hacen para un curso. Y, el que termina, ha sido un curso muy especial y atípico en la vida de las casas salesianas.

Share This